Si eres residente fiscal en España y tienes inversiones en el extranjero a través de un broker online, como por ejemplo Interactive Brokers, DeGiro, Trade Republic o eToro, debes saber que estás obligado a declarar los rendimientos que obtengas por esas inversiones en tu declaración de la renta (IRPF). Estos rendimientos pueden ser de diferentes tipos: dividendos, intereses, ganancias o pérdidas patrimoniales, etc.

En este artículo vamos a explicar cómo debes declarar estos rendimientos en el IRPF, teniendo en cuenta las particularidades de cada caso y los posibles mecanismos para evitar o reducir la doble imposición que se puede producir al tributar en dos países por el mismo concepto.

Los dividendos son las participaciones en los beneficios que las empresas reparten entre sus accionistas. Si recibes dividendos de acciones extranjeras, debes incluirlos como rendimientos del capital mobiliario en la base imponible del ahorro del IRPF, aplicando el tipo de gravamen correspondiente según la escala vigente.

Sin embargo, antes de que recibas los dividendos en tu cuenta del broker, es posible que el país de origen de la empresa te haya practicado una retención en concepto de impuesto sobre la renta. Esta retención puede variar según el país, pero suele oscilar entre el 15% y el 35%.

Para evitar que pagues dos veces impuestos por el mismo concepto, España tiene firmados convenios de doble imposición con más de 90 países, que establecen los límites máximos de retención que se pueden aplicar en el país de origen de los dividendos. Estos límites suelen ser del 15%, aunque pueden ser inferiores o superiores en algunos casos.

Para beneficiarte de estos convenios, debes cumplir con los requisitos que se establezcan en cada caso, que pueden incluir la presentación de algún formulario o certificado ante el broker o la autoridad fiscal del país de origen. Por ejemplo, si recibes dividendos de Estados Unidos, debes rellenar el formulario W-8BEN y enviarlo a tu broker para que te aplique una retención del 15% en lugar del 30% que se aplica por defecto.

Una vez que hayas recibido los dividendos con la retención en origen, debes declararlos en el IRPF como rendimientos del capital mobiliario, indicando el importe bruto y el impuesto satisfecho en el extranjero. Además, puedes aplicar la deducción por doble imposición internacional, que te permite restar de la cuota íntegra del IRPF el menor de estos dos importes:

  • El impuesto efectivamente pagado en el extranjero, con el límite del 15% sobre el importe bruto de los dividendos (o el porcentaje que corresponda según el convenio).
  • La parte de la cuota íntegra que proporcionalmente corresponda a dichos rendimientos.

De esta forma, se evita que pagues más impuestos de los que te corresponderían si hubieras recibido los dividendos de una empresa española.

Los intereses que percibas por tener tu dinero en depósitos o cuentas extranjeras también se consideran rendimientos del capital mobiliario y se deben declarar en la base imponible del ahorro del IRPF, aplicando el tipo de gravamen correspondiente.

Al igual que en el caso de los dividendos, es posible que el país donde tengas el depósito o la cuenta te haya practicado una retención en concepto de impuesto sobre la renta. Esta retención puede variar según el país, pero suele ser del 15% o del 20%.

Para evitar la doble imposición, puedes aplicar la deducción por doble imposición internacional, siguiendo el mismo procedimiento que en el caso de los dividendos, pero teniendo en cuenta el límite de retención que se establezca en el convenio con el país de origen de los intereses.

Las ganancias o pérdidas patrimoniales que obtengas por la venta de acciones extranjeras se deben declarar en la base imponible del ahorro del IRPF, aplicando el tipo de gravamen correspondiente.

En este caso, no suele haber retención en origen, salvo que se trate de acciones de empresas que cotizan en Estados Unidos y que están sujetas al impuesto sobre las plusvalías de los no residentes (FIRPTA). En ese caso, el broker te retendrá el 15% del importe de la venta, que podrás deducir de la cuota íntegra del IRPF como impuesto satisfecho en el extranjero.

Para calcular la ganancia o pérdida patrimonial, debes tener en cuenta el valor de adquisición y el valor de transmisión de las acciones, expresados en euros. Para ello, debes aplicar el tipo de cambio oficial del día en que se realizó la compra y la venta, respectivamente.

Además, debes tener en cuenta el método FIFO (First In, First Out), que consiste en asignar a las acciones vendidas el precio de compra de las acciones más antiguas que tengas en cartera.

Además de declarar los rendimientos obtenidos en brokers extranjeros en el IRPF, debes cumplir con una serie de obligaciones informativas que te exige la Agencia Tributaria. Estas obligaciones son las siguientes:

  • Presentar el modelo 720 ante la Agencia Tributaria, si tienes bienes y derechos en el extranjero por valor superior a 50.000 euros en cada una de estas categorías: cuentas bancarias, valores, derechos, seguros y rentas, e inmuebles y derechos sobre inmuebles. Este modelo se debe presentar entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguiente al que se refiere la información, y solo se debe volver a presentar si se produce un incremento superior a 20.000 euros respecto al último modelo presentado.
  • Presentar el modelo 100, la declaración de la renta, ante la Agencia Tributaria, que es el que corresponde a la declaración del IRPF, donde debes incluir los rendimientos obtenidos en brokers extranjeros, así como las deducciones por doble imposición internacional que te correspondan. Este modelo se debe presentar entre abril y junio del año siguiente al que se refiere la información.

Como has podido comprobar, declarar en IRPF los rendimientos obtenidos en brokers extranjeros no es una tarea sencilla, ya que implica conocer la normativa fiscal española y los convenios de doble imposición internacional, así como cumplir con una serie de obligaciones informativas.

Por eso, te recomendamos que consultes con un asesor fiscal profesional que te pueda orientar y ayudar a realizar correctamente tu declaración de la renta, evitando posibles errores, sanciones o pagos indebidos.

Esperamos que este artículo te haya sido útil y te haya aclarado algunas dudas sobre cómo declarar en IRPF los rendimientos obtenidos en brokers extranjeros.

Y si quieres delegar la gestión, consúltanos, somos expertos en declarar brokers extranjeros, estamos acostumbrados a hacer la declaración de la renta con rendimientos de Interactive Broker, Degiro, eToro…

https://www.lanubefiscal.es/declaracion-de-la-renta

Escríbenos ahora
¿Resolvemos tus dudas?
Escanea el código
¡Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?