¿Has comprado o vas a comprar un coche eléctrico?

Además de ser una alternativa ecológica y eficiente, del ahorro considerable en gasolina, tienes premio en la declaración de la renta. Una jugosa deducción que hará que tu declaración salga muy bien. Tanto del coche eléctrico como del punto de recarga instalado.

En total puedes deducir hasta 3.600€.

En este artículo, exploraremos los detalles de esta deducción y cómo puedes aprovecharla al máximo.

La deducción por la compra de un coche eléctrico está disponible para aquellos vehículos comprados entre el 30 de junio de 2023 y el 31 de diciembre de 2024 que cumplan con los siguientes requisitos:

  1. Uso Particular: El vehículo debe destinarse exclusivamente a uso particular. No se aplica si el coche se adquiere con fines comerciales o empresariales. Es decir si lo compras a nombre de empresa o como autónomo no aplicaría esta deducción.
  2. Vehículo Nuevo: La deducción se aplica solo a la compra de vehículos eléctricos nuevos. No se extiende a vehículos de segunda mano.

Sobre los puntos de recarga, los plazos son los mismos, con la particularidad de que la obra debe estar finalizada antes del 31 de diciembre de 2024 y contar con un certificado de eficiencia energética.

El porcentaje de deducción es del 15% sobre el precio de compra del vehículo, con una base máxima de 20.000 euros. Esto significa que podrás deducir hasta 3.000 euros en tu declaración de la Renta.

En los puntos de recarga, la deducción es también el 15% sobre las cantidades satisfechas por la instalación, con el límite máximo de 4.000€ por contribuyente. Por tanto, la deducción máxima será de 600€ (4.000€ * 15%).

Si has adquirido el coche a plazos existen unas reglas especiales para poder optar a la deducción, ten en cuenta lo siguiente:

  • Debes haber abonado al menos el 25% del precio de venta total antes de que finalice el 2024.
  • El pago completo del coche debe realizarse antes de 2026.

Supongamos que compraste un coche eléctrico por un total de 20.000 euros. Has pagado una entrada del 55%, es decir, 11.000 euros. La parte restante que debes abonar es el 45%, equivalente a 9.000 euros.

Calculamos la deducción parcial:

11.000€ * 15% = 1.650€ de deducción en el año en el que has dado la entrada.

Para solicitar la deducción por la compra de coches eléctricos y la instalación de puntos de recarga, hay que seguir los siguientes pasos:

  • Conservar las facturas y los documentos que acrediten la compra y la instalación, el certificado de eficiencia energética o el informe técnico, y el modelo de comunicación a la Agencia Tributaria. Es importante conservar las facturas porque aunque no es obligatorio enviarlas a Hacienda, las pueden reclamar en cualquier momento para validar la deducción.
  • Rellenar la declaración de la renta del año en el que se realice la compra o la instalación, indicando la cantidad deducible en la casilla correspondiente.

La deducción por la compra de un vehículo eléctrico es compatible con las ayudas del Plan Moves. Sin embargo, ten en cuenta que estas ayudas se consideran ganancias patrimoniales y deben declararse en la renta del año correspondiente.

La deducción por la compra de coches eléctricos es una excelente oportunidad para fomentar la movilidad sostenible y contribuir al cuidado del medio ambiente. Asegúrate de cumplir con los plazos y requisitos para aprovechar al máximo este beneficio fiscal.

Y recuerda, si necesitas que te ayudemos con tu declaración de la renta, lo haremos encantados:

Escríbenos ahora
¿Resolvemos tus dudas?
Escanea el código
¡Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?